domingo, 25 de enero de 2009

La calidad de la información médica en los blogs

Cualquier blog de contenido médico-sanitario, por el hecho de serlo debería reunir unos mínimos criterios de calidad en sus contenidos. Es parte de la responsabilidad a asumir como médicos que desean informar tanto al potencial paciente como o a otros colegas.
Desde luego no estamos hablando de publicar en una revista internacional o de hablar en un congreso internacional donde se nos exigiría una estricta base bibliográfica. Pero nuestras palabras pueden llegar muy lejos a través de internet... haciendo mucho bien o mucho mal. Por eso es importante revisar qué decimos y cómo lo hacemos.
Es fácil expandirse por la web pero... al igual que exigimos la misma calidad a un producto adquirido en rebajas que en temporada alta, el hecho de ser más barato (en tiempo y esfuerzo) escribir en internet no debería suponer una merma en la calidad de nuestros contenidos. Cuando escribimos en internet como médicos somos esclavos de nuestra palabra, responsables en parte de cómo pudiera afectar los que decimos a un posible paciente, a un compañero, o de la imagen que damos de un determinado gremio. Se trata de un arma de doble filo.
¿Cómo adecuar nuestros contenidos a unos mínimos de calidad? Existen una serie de organismos y/o proyectos que velan por esta cuestión. Algunos de los más conocidos son:
Cumpliendo una serie de requisitos en nuestros blogs, se puede obtener una acreditación que garantiza la calidad de sus contenidos. Su obtención es gratuita y muy recomendable ya que se trata de una manera sencilla de que el paciente pueda separar el grano de la paja en su busqueda virtual. Dicha acreditación figura en aquellas páginas médicas fiables a modo de sello de calidad.

¿Sómos médicos sólo en la consulta o también en rebajas?

5 comentarios:

fradomsa dijo...

Uff,tienes razón en cierto modo, pero bueno, en mi blog tambíen pretendía divertirme, y desde luego decir cosas que jamás saldrían publicadas ni en una revista ni en la web oficial de una sociedad científica. Por eso he puesto algunas etiquetas de HUMOR, CRÍTICA Y OPINIÓN. Que es donde caen las cosas más peligrosas y que de todas formas tampoco generan comentarios. Hablar o escribir siempre supone un riesgo. Pero eso de que es mejor el silencio pienso que cambiará. Sobre todo cuando todo el mundo puede contestarte, corregirte o mostrar su opinión, equivocada o no. Creo que lo que has puesto es más para Web médicas que para blogs personales. ¿No es así?

fradomsa dijo...

eh, ¡acabo de ver que tu blog está acreditado!
¿Limita eso a la hora de decir tonterías?
Yo no podría evitar bromear con algunas cosas.

blogdamfr dijo...

Sim é verdade que deves ter linhas orientadoras, e uma certa ética ao construír um blog. Mas quem o lê na web deve á partida ter o sentido crítico e perceber da menor idoneidade das informação...
No entanto os blogs permitem reflexões mais livres, fora das torres de marfim de algumas revistas e sociedades científicas, dando espaço à expressão descomprometida de outras ideias, muitas vezes fermentadas em rotinas clínicas e permitindo uma rica troca de ideias e experiencias...como por exemplo este comentário

Dr. CAPA dijo...

Estoy totalmente deacuerdo con el comentario de Fradomsa y Blogdamfr: los profesionales sanitarios tenemos derecho a expresar nuestra opinión respecto al mundo que nos rodea, y los blogs son una buena forma de hacerlo.

Pero cuando queremos transmitir información de contenido sanitario no podemos hacerlo a la ligera, sino contrastando nuestras palabras.

Agradezco mucho vuestros comentarios y espero que sigais colaborando para mejorar los contenidos de este (vuestro) blog.

Un cordial saludo.

fradomsa dijo...

En vez de acreditarme me han marcado como blog con contenido de dudosa reputación. Supongo que será por lo de Timos ParAnormales sobre medicinas alternativas. No se puede decir nada sobre ellas que sea del gusto de todos.


http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com

Publicar un comentario